marisa ramos

microrelatos, como la vida

Mes: marzo, 2015

cuadernos de palabras y de dibujos

Desde que era chica, y de eso hace ya un tiempo largo, llevo la costumbre de hacer anotaciones de cosas que se me ocurren, ideas de probables textos, ideas de probables objetos, ideas de probables cambios de hábitos, ideas de probables deseos, ideas de probables proyectos al fin de cuentas.

Tengo guardados muchos cuadernos de anotaciones, de distintos formatos y de muchos años atrás, cada vez que los he hojeado he podido ver mi vida de entonces porque además de escribir ideas escribo frases, pensamientos, teorías  y todas esas cosas que se te van ocurriendo mientras transcurre la vida. A veces son buenos recuerdos y a veces no tanto. Y podría decir que esos cuadernos registran lo más auténtico de mi historia por lo que ya hay dos personas designadas para su herencia, dos personas que entienden el valor de estos cuadernos, valor  que tienen  solamente para mí, una de esas personas además es la única que entiende mi letra, bastante desprolija como mi vida.

Y ahora hay como una moda de los cuadernos, hay mucha gente que se dedica a hacerlos de maravillosas maneras, con ilustraciones, forrados en tela, con papeles reciclados y muchos creativos estilos, así que estoy de para bienes, entre los que me compro y me regalan sigo con mucho placer acrecentando mi colección. Siempre claro escribiendo y escribiendo.

Pero como el camino siempre se bifurca, he descubierto a un personaje muy interesante que se dedica al diseño gráfico entre otras cosas y que lleva consigo un cuaderno que además de anotaciones lo llena de dibujos, recortes de diarios, collage de revistas y un montón de imágenes más que lo ayudan a registrar  ideas para sus proyectos de trabajo, me resultó simplemente genial es así que se lo copio, lo hago propio y ahora ando meta dibujito pegado además de palabras.

cuaderno

Los menos arriesgados eligen malbec

Mi ciudad es bebedora de cerveza, es así vos acá nacés, te gusta la cumbia y tomar cerveza, después te dirimís si sos de unión o de colón, pero primero que nada “los palmeras” y “cerveza santa fe”.

Va pasando la vida y no hay nada más lindo que un  buen “liso” al atardecer, lo de “liso” solo lo entendemos los santafesinos, es una medida similar a “la caña”, pero acá es “ el liso”. En las reuniones de amigos  o familiares siempre se toma cerveza, con espuma, sin espuma, rubia, negra, tirada en barril o en botella , siempre la cerveza está presente, especialmente en época de verano que es la mejor compañera de cualquier picadita. Eso sí, bien, bien fría.

Pero…. a veces , siempre hay un a veces, hay alguien que prefiere el vino, nunca falta quien  toque el timbre y esté con una botellita de tinto debajo del brazo ansioso porque la puerta se abra para anunciar “traje un vinito”, orgulloso te lo muestra con la etiqueta de frente para que veas que sabe del tema, no trajo cualquier cosa, trajo un vino “de autor” esos de bodegas desconocidas pero muy prometedoras.

Y es muy rica la cerveza y es muy rico el vino pero tengo una pequeña e insignificante teoría al respecto: “en santa fe podemos llevar a una reunión  más o menos cualquier cerveza , habrá quien guste más de una que de otra y esto no será impedimento para beberla igual. Pero a  la hora de llevar un vino elegimos siempre malbec , es como si esta cepa redujera notablemente  la posibilidad de que el vino no guste y sí la gente malbec  es la menos arriesgada pero ese es tema de otra entrada.

vino_tinto_cuello_b_y_copa

Del minimalismo a la creatividad

El la segunda vez que reblogueo , muy propicio para este día de lluvia

Homo Mínimus

Del minimalismo a la creatividad

Cuando Homo Mínimus me propuso escribir aquí, casi me pongo a dar saltitos de alegría: soy fiel seguidora desde hace años. Este blog y su autor tienen el mérito de atraer mi atención por tantos años, de mantenerme atenta a sus movimientos y, hasta que le conocí en persona, de mantenerme haciéndome la pregunta “¿Cómo es una persona que vive de este modo?”. Si bien comparto el estilo de vida minimalista, aunque yo estoy a medio camino entre la simplicidad voluntaria y el minimalismo, lo que me ha mantenido atrapada aquí ha sido el modo de funcionar del cerebro de este hombre, tan racional y metódico y tan creativo a la vez.

Confieso públicamente que le estoy estudiando.

Una de las cuestiones que tengo claras desde el principio es que no es casualidad que aquí confluyan minimalismo y creatividad. En mi opinión una cosa lleva…

Ver la entrada original 946 palabras más